You are here
Home > Destacado > Lady Lux Oporto: San Juan representa el espíritu del pueblo ituzaingueño

Lady Lux Oporto: San Juan representa el espíritu del pueblo ituzaingueño

Continúa las entrevistas de En Miradas y Lady Lux Oporto nos contó cómo eran los preparativos del pueblo para la fiesta del santo patrono.

Lady Lux Oporto es reconocida por su larga trayectoria en la docencia y su dedicación a la educación integral de jóvenes y adultos. Retirada de las aulas pero con el espíritu intacto para transmitir conocimiento, compartió con En Miradas, en una serie de entrevistas, su gran capacidad para relatar vivencias, escenarios y anécdotas que preserva Ituzaingó.

Recuerda con cierta nostalgia los sulquis, los potreros, las  carreras depositadas, los partidos de fútbol y básquet y la gran fiesta que vivía el pueblo en el día de San Juan Bautista.

Lady Lux destaca que durante mucho tiempo Ituzaingó fue un departamento netamente ganadero y la actividad productiva se centraban en gran medida en los campos y las estancias cercanas al pueblo. Pero había  una fecha que rompía con la tranquilidad…las fiestas patronales.

“Cuando se acercaban las fiestas patronales el pueblo se transformaba. Los troperos y la gente se disponían a iniciar los preparativos de la festividad más importante del año, dijo.

Recuerda que quienes vivían en sus haciendas y tenían casas en el pueblo, a inicio de mayo se trasladaban al pueblo para comenzaban con los preparativos.

Había una particularidad, cuando se acercaba la fecha llegaban los sastres, modistas y peluqueros junto a los vendedores por catálogos de la Ciudad de Buenos Aires o Rosario, con las últimas tendencias en ropa, calzados y joyas. “El pueblo se transformaba”, destacó.

“En las afueras del correo (hoy sede del Partido Autonomista) había mucha gente  en fechas cercanas a las fiestas del santo patrono porque las personas se acercaban para retirar ropas, y calzados que habían comprado por catálogo”, recuerda Lady Lux.

 

LAS FIESTAS PATRONALES

“La festividad perdió la esencia religiosa con la cual inicio”

Lady Lux Oporto no dudó en asegurar que todo cambio con el correr de los años. “Por ejemplo, los fuegos artificiales ya no existe en los festejos. Era otro espíritu en la fiesta de San Juan porque era un diversión de familia donde todos nos integrábamos”.

El pueblo participaba de forma activa para la cual se conformaban comisiones que eran las encargadas de organizar los festejos durante la novena y recibir las donaciones en honor al santo patrono.

“Era determinante la figura del alumbrador, la persona encarga de organizar las actividades diarias en la fiesta de San juan y brindar alimento y lo necesario a las familias que participaban de la festividad”.

Lady Lux Oporto destacó que todos los días eran de gran importancia pero la celebración del 24 de junio junto a los fuegos artificiales era el broche de oro de la fiesta. “Para el día del patrono además se hacían las luminarias, que se ponían en los postes del alambrado de la plaza San Martín”.

En la tarde del 24 de junio se hacía la procesión con antorchas por las calles del pueblo y culminaba con una misa en la parroquia con las imágenes que llegaban desde los barrios. Al finalizar se realizaba el cruce de brazas y los fuegos artificiales, que era el plato fuerte, para después cerrar la noche con un gran baile en el club social o la municipalidad.

Deja un comentario

Top
A %d blogueros les gusta esto: