You are here
Home > Provincia > Corrientes bajo agua: 120 mil cabezas de ganado comprometidas y perdidas millonarias en producción

Corrientes bajo agua: 120 mil cabezas de ganado comprometidas y perdidas millonarias en producción

La emergencia hídrica se agudiza en Corrientes. A las dos millones de hectáreas afectadas por las continuas lluvias, que ya superaron los 2.000 milímetros desde enero, se suma la crisis social y económica en la cual los productores ya estiman pérdidas por 1.000 millones de pesos.

Los datos oficiales del Gobierno de Corrientes aseguran que unas 50 mil cabezas de ganado murieron y otras 600 mil están en riesgo, pero los datos del sector productivo de la zona norte/centro estiman que en el peor escenario las perdidas podrían llegar a las 120 mil cabezas, lo que significaría el 2,55 por ciento del total.

Recordemos que a comienzos de mayo último que el gobierno nacional a través de la ley 27355 declaró “zona de desastre y emergencia hídrica, económica, productiva y social” para Corrientes y otras 10 provincias debido al avance de las aguas, el Senado provincial también se expidió en el mismo sentido.

“Esta situación es catastrófica, es imposible que se absorba la cantidad de agua caída. La cifra de mortandad va a ser mayor a lo que estiman datos oficiales, va a estar en 120.000”, dijo un productor de la zona de Caá Catí, en el departamento General Paz.

La situación se torna mucho más difícil ya que un millón de hectáreas se encuentran inundadas, imposibilitando a los dueños de los campos ingresar para retirar los animales que les queda. “Hay lugares donde la hacienda no se pudo sacar, quedó aislada y las vacas tienen terneros que se mueren”, remarcan desde los sectores productivos.

ECONOMÍA FAMILIAR EN RIESGO

La situación de emergencia hídrica y desastre golpea a varios departamentos de la provincia de Corrientes. San Luis del Palmar, Empedrado, General Paz, Berón de Astrada, Loreto, Mburucuyá, San Cosme, ltatí, Ituzaingó, Capital, San Miguel, Alvear, La Cruz y Santo Tomé son los más afectados por las precipitaciones que superaron la media histórica anual de 1.600 a 1.800 milímetros en tan solo en cinco meses.

Ese escenario supone perdidas muy importantes en los cultivos de autoconsumos y rentas, así como en la ganadería bovina y ovina, animales de granjas y corrales, y dificultades en las vías de comunicación, con caminos anegados.
La situación provocó que unas 1.5000 familias rurales del sector de la agricultura familiar se encuentren afectadas, muchas de ellas aisladas por el corte de caminos.

FOTOS: KARINA DIP

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Similar Articles

Deja un comentario

Top
A %d blogueros les gusta esto: